martes, 29 de diciembre de 2015

Una carta

               Mi querida familia :
A pesar de toda la ocasión de dolor, pido a Dios y la Virgen, que estén bien.

Al pensar y mirar sobre aquellos años tan lejanos, reflexiono que yo conocí a mi primo Mando, primero que tú, Juanita. Sin embargo, eres tú quien más lo quiso y lo amarás siempre.

El amor que los hijos sienten por los padres, es un amor dado por la naturaleza; es genético, podríamos calificarlo como un profundo sentimiento amoroso cuyas raíces son biológicas y psíquicas y además sociológicas. Nace de las carantoñas, mimos, desvelos, protección, acciones lúdicas y otros factores sociales en el desarrollo de los niños. Es una sagrada y preciosa vida de amor entre hijos y progenitores.

Pero el amor que surge de una pareja, se va forjando por etapas. Responde a unos afectos  de sensaciones, impresiones, sensibilidad, sentimientos afines en las ideas y comprensión, además de otros factores como el compartir momentos felices, instantes de diversión y vivencia humorística.

Al final se funden todos los ingredientes y surge con gran fuerza, el amor integrado.

El filósofo español, José Ortega y Gasset, señalaba en su libro Estudios sobre el amor :

                                      " Hay muchos amores donde existe de todo
                                        menos auténtico amor. Hay deseo, curiosidad,
                                        obstinación, manía, sincera ficción sentimental;
                                        pero no esa cálida afirmación del otro ser,
                                        cualquiera que sea su actitud para con nosotros.
                                        En cambio, amar algo no es simplemente ( estar ),
                                        sino actuar hacia lo amado, el amor es de suyo,
                                        constitutivamente, un acto transitivo en que nos
                                        afanamos hacia lo que amamos.
                                        Antes de la mujer ir en ese tránsito en que se afana
                                        hacia el que ama, está el momento en que incurre
                                        en una preferencia entre los seres que conoce en el
                                        círculo social en que se desenvuelve su vida.
                                        En la sociedad se hallan frente a frente muchas mujeres
                                        y muchos hombres. En estado de indiferencia, la atención
                                        de cada hombre-- como de cada mujer-- se desplaza de
                                        uno en otro sobre los representantes del sexo contrario.
                                        Razones de simpatía antigua, de mayor proximidad, etc.,
                                        harán que esa atención de la mujer se detenga un poco más
                                        sobre este varón que sobre el otro; pero la desproporción
                                        entre el atender a uno y desatender a los demás no es
                                        grande. Por decirlo así -- y salva esas pequeñas diferencias --
                                        todos los hombres que la mujer conoce están a igual distancia
                                        atencional de ella, en esa fila recta. Pero un día este reparto
                                        igualitario de la atención cesa. La atención de la mujer
                                        propende a detenerse por sí misma en uno de esos hombres
                                        y pronto le supone un esfuerzo desprender de él su
                                        pensamiento, movilizar hacia otros u otras cosas la
                                        preocupación. La fila rectilínea se ha roto; uno de los varones
                                        queda destacado, a menor distancia atencional de
                                        aquella mujer ".

Dice la voz común, que las manos de la vida son las experiencias de cada día. Lo
empírico lleva el estímulo de la evolución. En esta nueva etapa de tu vida, Juanita, la adversidad te insta a experimentar la viudez Ahora tu apasionado amor por Mando, cae dentro de la dimensión espiritual. Tú lo vas a tener cerca de tí, pero en tu pensamiento. Él estará en el mundo escatológico, pero para tí comenzará a vivir en la rememoración.
¿ Qué fuerza será tan poderosa, que creará su existencia en la evocación ? Pues el amor que supiste construir para él y que es tu propia vida.

Aquellos objetos y artículos que antes tú mirabas sin detenerte en ellos y, que tu vista resbalaba insustancialmente sobre ellos, ahora tu emotividad los ungirá con tus ojos y hasta te harán caer en ensoñación. Porque esas cosas tangentes tienen la intangencia de tu amado ausente, llevan sus rasgos y esencialidad.
Tu amor estará lleno de su presencia, tu corazón rebosará ahíto de su amor.

                                                Mensaje de Mando

                                         Juana, yo camino ahora
                                         por un sueño eterno.
                                         Mi consuelo es tu imagen.
                                         No quiero que me acompañes;
                                         porque mis hijas te necesitan.
                                         Que sea cuando Dios disponga.
                                          Aunque tú no te des cuenta,
                                          la fuerza y devoción
                                          de mi alma, te acompaña.
                                          Te juro amor eterno.
                                                                          Mando.


                      Que Dios los bendiga, tu familia,
                                                                       Carlos Mercado ©alartza

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El matiz pictórico de la armonía

                              " Desde el silencio sube el alma
                               con rosas instantáneas,
                               y en la mañana del día se desploma,
                               y se ahoga de bruces en la luz que suena ".
                                     
                                                    ( Pablo Neruda, Alianza ).

Armonía, cadencia, musicalidad, tonalidad, movimiento, acentos y pausas, ritmo, medida, similicadencia, sonoralidad, son términos, vocablos que pretenden enunciar, abarcar y recoger un acopio de lo subliminal en la música vocalizada o instrumental.

La nota está diseñada en la partitura. Ha sido creada con la numeración exacta que la asiste en el tiempo y el espacio. aparece, naturalmente, callada. Allí duerme como refería Bécquer :
                              " Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
                                 como el pájaro duerme en las ramas,
                                 esperando la mano de nieve
                                 que sabe arrancarlas !"
                                                                    ( G. A. B., r, VIII ).

Mano de nieve o de ébano, lo que se requiere es que posea la virtud de despertar las notas en emotivas impresiones.
El que ejecuta el instrumento musical, ya sea vihuela o cuerdas bucales, sobre esas notas tiene que imprimir improntas subliminales que sacuda dulce y sutilmente el sentimiento de emotividad. Beethoven le llamaba a esto ser " poeta del sonido " ( Emil Ludwig, Biografías, Beethoven, p. 634 ).

Cierta vez, nos cuenta su mejor biógrafo que :

" Después de la ejecución de un cuarteto de Pleyel, un austriaco afrancesado, rogaron a Beethoven que tocara, y por fin las damas lo llevaron al piano casi a la fuerza.
De mala gana quita del atril la segunda voz del violín todavía abierta, la echa sobre el atril del fortepiano y comienza a fantasear. Nunca se había oído nada más original y grandioso. A través de toda la improvisación discurrían como un cantus fixus las notas significantes en sí mismas que estaban sobre la hoja casualmente abierta. sobre ellas edificó las armonías más atrevidas . El viejo Pleyel se acercó a él y le besó la mano.
Después de las improvisaciones solía romper, Beethoven en una sonora carcajada "
                                                                     ( ibid., p., 757- 8 ).

 La estrepitosa carcajada denotaba en su rostro, el impacto que en él producía la satisfacción de haber alcanzado una dimensión como el toque de un perfume particular.

Matiz pictórico :

El matiz pictórico emociona y auxilia en la evocación. Alcanzar la esencia del sonido musical, nos lleva por el camino del éxtasis, a la rememoración. Es como si escucháramos a orilla de mar, en una noche de luna plena, el murmullo acompasado de las olas marinas. Entonces sobreviene en la mente espoleada por compás y vaivén, las imágenes adoradas que estaban adormecidas en el estado de conciencia y, que alegremente ahora surgen y emergen instalándonos en un mundo subliminal.
Cuando reaccionamos de tal manera, hemos aprehendido la espiritualidad de la música,
que nos ha tocado con sus esencias cadenciales y arcanas.

Entonces, se ha operado en nuestra sensibilidad, una transformación de la semántica afectiva. Es la comprensión y entendimiento de esa gracia esencial que toca en el alma y que revela lo esotérico a través del sentimiento.

Tanto el matiz pictórico, como la semántica afectiva de la música, afloran en el plano de la virtuosidad. Si no se canta o se ejecuta el instrumento musical con excelencia y talento, con la mayor eficacia artística, con delicadeza sensitiva, no brotan ni se asoman estos estados.

Como decía el premio Nobel de literatura español, Vicente Aleixandre en su poema,
" Quien baila se consuma ", La grandeza del drama no reside en la coreografía ni en el corpus de la obra teatral, el extraordinario valor y elevación de la pieza escénica consiste en la fuerza con que es capaz de conmover exacerbar y sensibilizar al auditorio, al espectador, el desarrollo de la obra y la actuación de los actores y actrices.

O sea no es lo que se ve, sino lo que entra en el alma a través de los ojos.

martes, 24 de noviembre de 2015

De las aguas que maravillan y mueren

He de hablar de aguas cristalinas;
y de aguas turbias.
He de hablar de turbios cristales;
y de cristales claros.
No de vidrios, sino de transparencia
de las aguas, también de su opaca
y confusa apariencia.

El mundo, como se sabe : hecho de agua
y tierra. De hojas y madera.
De rocas y minerales.
De aire y cielo.

Luego en orden de importancia :
los animales, arboledas, frutos y flores,
individuos volátiles;
por último apareció el hombre.

El hombre empezó comiéndose
los animales, las aves, los frutos.
El se bebía las aguas
que se lustraban con los pedruscos.

Sus manos se transparentaban
en sus cristales.
Su rostro se asomaba en las ondas.
Después, el hombre hurtó las piedras
para edificar cavernas en las planicies.

Cuando llegó el momento
inventaron químicos que derramaron
sobre aguas claras.
Expulsaron sustancias letales
a los aires.
Hirieron y calentaron los témpanos,
para convertirlos en fantasías de la historia.

Entonces de los cielos bajaron
las precipitaciones radiactivas,
desechos y pulverizaciones nucleares.
Que en ciertos lugares,
por efecto de metamorfosis
aplican la metáfora : polvo del Sahara.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Acuarela de la tarde

                          " Se apoyaba allí, en un tronco,
                            muchas tardes cuando el sol caía ".
                                                 ( Vicente Aleixandre, El viejo y el sol ).

La tarde está viva.
Desde el balcón de mi casa,
las palomas en su vuelo
despiden pavesas.

Pronto el cielo tornará
a ser una paleta de colores.
Entonces, las palomas en su fuga,
dorarán sus picos en cobre
y, sus alas en sombras.

La tarde, se quedará de pronto
sin remos y sin rumores.
Sólo el árbol,
que cobija con sus ramas el balcón,
ofrecerá frescor, sombra y soledad.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Una cena en el desayuno

Hubo una vez
y, no recuerdo si más.
Pero la tarde tenía lluvia cerrada.
Las sombras oscuras y el viento frío
entraron por la ventana.
Parecía que la noche,
se había precipitado
como ocurre cuando
los eclipses solares nos visitan.
Mi madre con hosca determinación,
nos obligó a meternos en la cama.
Yo dormí como una roca
en noche tempestuosa.
Pero al cabo de un tiempo indeterminado,
nos sacudían con manos cálidas
y, una voz nos decía : A comer.
La cena sobre la mesa, humeaba.
Mi asombro era impactante,
yo esperaba el desayuno.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Croissant

Al mirar los dulces
de una panadería,
examino cuál de ellos
trae personalidad.
Observo caracteres propios,
que atribuyen rasgos
destacando su prestancia,
afirmando su forma
y estructura,
que le han ganado fama y distinción.

También llevan nombres :
mallorca, merengue, dona ...
Otros exhiben la exquisitez,
pero no aparecen en todas las dulcerías.
No entraron en el interés
histórico de la sociedad.
Oh, los dulces de panaderías
de pueblos chicos,
de ciudades.
Anuncian el sabroso gusto
y sacian el apetito.

viernes, 23 de octubre de 2015

Un círculo vicioso en espiral

El vocero al frente de la caravana expresaba con ardiente tumulto, los elogios generales que supuestamente adornaban al candidato a alcalde : " Fulano, el hombre humilde, que conoce al pobre, que ama a su pueblo. Ya no habrá desempleo ni despedidos ni abusos. Se acabó la injusticia, todos tendremos igualdad de oportunidades. Aquí va fulano, el seguro alcade de las próximas elecciones ".

Esto nos hacía recordar al personaje de un cuento de G. García Márquez, ( Muerte constante más allá del amor ), donde el senador Onésimo Sánchez, cada cuatro años transportaba en furgones, a los territorios de su jurisdicción, fachadas de urbanizaciones modernas construidas en cartón de coreografía, para ser ubicadas en las concentraciones políticas, como escenarios teatrales para dar una ilusión de lo que sería el pueblo si se votaba a su favor.
Ya esas fachadas apuntaladas con palos no se sostenían, apenas, por consecuencia de la vejez, la repetición y el deterioro.
- estos lugares - señalaba el senador a la gente - serán así de urbanizados.
Luego, en conversación franca fuera de récord, con ciertos líderes locales, expresaba su verdadero sentir : " Ustedes y yo sabemos que el día en que haya árboles y flores en este cagadero de chivos, el día en que haya sábalos en vez de gusarapos en los pozos, ese día ni ustedes ni yo tenemos nada que hacer aquí ".

El ciclo se repite, es su característica básica, pero oprime ver cómo gira en torno de la misma experiencia dolosa, una y otra vez, como alzadas de espirales alcanzando nuevas generaciones.

Cuando ha pasado el sufragio, al transcurrir los años, aflora la verdad de que allí no crecerán los árboles del progreso y desarrollo ni mucho menos las flores sociales, que despidan y broten el aroma del sosiego económico y que las fuentes de empleos, ofrezcan  los sábalos de la nutrición. Al fin la verdad resulta tan evidente, que se puede tener conciencia de que el pueblo sigue siendo un cagadero de chivos y gusarapos.

Pero hay más : el elevado éxito financiero de un individuo, no el de un pueblo; de una persona que ahora guarda oculta cuenta bancaria en disimulado centro de finanzas, denota dónde reside el progreso y el desarrollo prometido.

Hay un método a través del cual se invierten los fondos que el cabildo se allega, por medio de gestiones prestatarias y asignaciones federales : se compran nuevas maquinarias, camiones, autos, vehículos especializados para recoger chatarra aunque después no se encuentre uso adecuado para estas máquinas. Se adquieren terrenos para ciertos desarrollos y después de desbrozados se quedan allí en abandono. Se construyen edificaciones cuyo elevado costo resulta un malabarismo de arte ocultista.
Al pasar los meses, se selecciona un día para reunir todos los vehículos y exhibirlos en una impresionante caravana acompañada de estremecedores ruidos de sirenas y bocinas que hacen saltar a los enfermos del hospital.

Al final de los tiempos, todo semeja a aquel hombrecito de la caricatura comercial, de prominente panza, ropa fina, tirantes, habano encendido, en reposo, de aspecto satisfecho, con un rotulito que dice : " yo vendí al contado ".

Mientras al incumbente le va bien, algunos datos destacan y se comentan. Ha aumentado el desempleo : ya son varios ciudadanos, que obligados por la situación económica, buscaron trabajos en lugares distantes de su pueblo y, al regreso a su hogar conduciendo con sueño, al quedarse dormido, han perdido la vida.

Un día escuché de alguien que comentaba que el municipio organizaba una reunión con asambleístas y ciudadanos particulares conducente a encontrar una forma para establecer algún tipo de empresas que ofrecieran oportunidades de empleos.
         _ ¿ Qué ocurrió ? - preguntaron.
              Ya se ha suspendido en tres ocasiones,por falta de quórum.
             - Pero, ¿ asistieron los asambleístas ? - Sí.
             _ ¿ Entonces ?
                No se presentaron los empresarios.

Ha proliferado el recurso y efecto de aquella medida de los Poderes Omnímodos, instaurada por el general D. Miguel de la Torre, militar derrotado por Simón Bolívar y nombrado gobernador de Puerto Rico ( S. XIX ). Conocida esta tendencia como las Tres B. Baile, Botella y Baraja. Con una táctica política :" Pueblo que se divierte, no conspira".

En la actualidad practicada por todos los pueblos; no para evitar la conspiración, sino para mediante el entretenimiento colectivo se desvíe la atención del pobre desarrollo, del anquilosamiento la torpe administración y el enriquecimiento cada vez mayor de los incumbentes.

Años tras años, elecciones tras elecciones se repite el ciclo del dolo, que ahora también, se eleva en forma espiral.

jueves, 22 de octubre de 2015

En la terraza

                   " En mí cuelgan canciones y racimos de pétalos,
                      y muchos sueños blancos, y emociones aladas.
                      Será que van cercando, en vigilia de nubes,
                      la claridad inmensa donde avanza mi alma ".
                                      ( Julia de Burgo, Antología poética,
                                        Amanecida,pág., 43 ).

Entra el sol cegando la lectura
de las hojas del rotativo.
Hay plenitud de luz, que encienden
los colores de los maceteros de geranios.
Las demás plantas y enredaderas se mueven
con el fresco ímpetu del viento.
( Tan lejos Toledo, )
y las oscuras golondrinas de Béquer
revolotean alrededor de la terraza,
sonando las castañuelas de sus alas.
Entonan, allí, los ruiseñores,
que saltan nerviosos entre
el tupido follaje de las frondas.
A lo lejos viajan las montañas
según el sol ilumina y oscurece
sus contornos.
Las nubes oscuras llegarán en la tarde,
mientras en la clara mañana
las casas del pueblo emergen plateadas
y la iglesia es un lingote de oro.

miércoles, 21 de octubre de 2015

La alcoba

              " Cuando dorados rayos encubría
                 Apolo con las ondas de Oceano,
                 Cuando con manto negro se vestía
                 La cumbre de la sierra y valle llano ".
                                ( Juan de Castellanos, Elegías de varones
                                  ilustres de Indias, cien mil versos ).

La hora es la de la noche,
para llegar al lecho silente.
Este recinto de sombras y de hálito distinto;
tiene atmósfera misteriosa y luce
con ambiente de Las mil y una noches.
Vestida como Las meninas, de Velázquez.
Hay cortinas que se corren con el albor,
lámpara lumbre callada
y, un trazo de espuma nácar
cálida, templada, sedosa.
Viene a transformarse en caverna de Montesinos,
para alojarnos en una dimensión
de soledades oscuras
en que la conciencia sale a la vida.

martes, 20 de octubre de 2015

Las almohadas

Verás allí, las suaves y blondas almohadas.
Tienen la virtud de ofrecer el mágico
efecto del masaje restaurador.
Es palabra de origen árabe : al- mujadda,
el lugar donde se apoya la mejilla.
Al tocarla el proceso linguístico,
surge como almohada.
Es decir : lugar donde duerme el hada.
Es fuente de maravillas :
Puede convertirse en alfombra voladora
y, llevarnos, en azules sueños
por los predios preciosos en plenitud
de cadenciosa y sugerente música
y aventuras exóticas.
Al contemplarlas de días,
proyectan soledad.
Se visten con grata frecuencia.
Albergan un mullido mundo milagroso.

lunes, 19 de octubre de 2015

La sala

La sala es el lugar
colectivo del hogar.

Es recinto que acoge
los propios y a los visitantes.

Se podría llamar
la embajada del hogar.

A través de la sala
se exhibe la personalidad hogareña.

Estando en la sala
nos asomamos al mundo.

Allí vemos, escuchamos, hablamos y leemos.
Es nuestro paraninfo particular.

Se siente un aliento de museo,
por los trazos pictóricos que cuelgan.

En ese ensueño artístico
de las paredes,

se asoman Las Galias, Italia,
España y Las Bretañas...

Se está descalzo
o con ligero calzado.

Es ambiente de tránsito
hacia el descanso nocturno.

domingo, 18 de octubre de 2015

El retrete

" Las tazas de aguas en los cuartos de baños modernos se elevan del suelo como flores blancas de nenúfar.
El arquitecto hace todo lo posible para que el cuerpo olvide sus miserias y el hombre no sepa qué pasa con los residuos de sus entrañas cuando rumorea por encima de ellos el agua violentamente salida del depósito ". ( Milan Kundera, La insoportable brevedad del ser, Ed., Fábula, Tusquets, pág., 161 )

El retrete

La sombra
en el hombre
no es tan constante
como el escusado.
La libertad se constriñe
por la dependencia
de la micción y la hez.

jueves, 15 de octubre de 2015

El lavamanos

Al lavabo
vamos a rezar :
allí inclinamos la frente,
abrimos el grifo
para que se oigan,
de fondo, los que acompañan los rezos.
En ritual reverencia
con jabón, cepillo y pasta dental,
hacemos la jaculatoria de los maitines.

lunes, 12 de octubre de 2015

LA COCINA

En esta cocina se enciende con leña.
Es salediza del cuerpo de la casa.
Pero no sólo se sostiene
con los rancios pilotes de moralones,
que se asientan en lo hondo
de la parda tierra;
sino que también la sostienen,
los brazos trabajadores de don Sixto,
las abnegadas, hábiles y laboriosas
manos de doña Margó.

De allí mane siempre
por el techo de cinc
y, las hendiduras de los costados
hacia el aire y los follajes,
como si albergara una hoguera
de carbones, unas emanaciones
de humo bruno, que evoca
los viejos trenes.
A veces huele a café tostado
y, luego despide aroma
de ardiente café colado.

sábado, 10 de octubre de 2015

El comedor

Este es el ámbito del refectorio,
( la salle `a manger ).
Una mesa de madera sólida
barnizada,
¿ por qué no ?
Podría ser, también, un viejo mesón
artesanal,
con las sillas desencajadas,
donde falte el velón para la penumbra;
con pocos trastos a la hora sublime.
Allí, ya sea frente a blancas servilletas,
plateados cubiertos, copas, cristalería y floreros.
Una oscura botella de vino incrustada
en hielo, arropada por un paño alba.
Osea como en tantos otros desdeñosos
hogares, en que aparece la mesa leñosa
con un pan de flauta desnudo
y un humeante puchero,
conteniendo una exquisita pepitoria.
Todo ligeramente dispuesto
para esta humanidad hogareña,
que se sientan a la atmósfera
del cálido atardecer,
con la única música
del gato que pasa rozando
su lanuda piel
sobre las piernas de su gente.

jueves, 8 de octubre de 2015

Las tazas sin platillos

Un desamparo acoge a la taza
sin platillo :
una soledad toca el ambiente;
y de pronto falta algo
cuya ausencia no suena
y presagia tristeza.
De los ojos se cae una mirada muda,
la mano libre, muestra ademanes
confusos y equívocos :
la grácil nube de tenue humo
no se sabe si de algidez
o de calidez aromática,
matiza la saudade hogareña
y no aparece la percusión
del tintineo de lozas
con el que se podría decir :
Bon café, tout le monde !

domingo, 4 de octubre de 2015

Dos signos en el deporte del tenis

Los signos con que se identifican los famosos tenistas, Roger Federer y Rafa Nadal, tienen una valorización de comercio y también personal. El de Nadal es un icono del taurismo, el de Federer es un símbolo linguístico que conforma dos fonemas dentro de una misma letra. La connotación del signo de Federer, no va más allá de su entorno personal: puede significar entre otras derivaciones, la relevancia de sus virtudes como tenista : un símbolo único, para un tenista único; etc., pero siempre proyectando su madera de campeón, el hombre que en el mundo del tenis ha alcanzado los más elevados éxitos.

En cambio el icono de Nadal, trasciende lo particular y alcanza la connotación de la colectividad, envuelve a una sociedad, la española; entraña una nación, la de España.

Es la figura de los tarros, de los cuernos del toro como metonimia en el cual la parte se presenta como una referencia a la totalidad : el toro de lidia. Detrás de la sinécdoque está el pueblo y el mismo tenista; porque se trata de un dibujo signario que define la voluntad, el arrojo y la valentía de un deportista que a su vez, a través del icono taurino, representa  a la valentía y la disposición de lucha de un pueblo que simbolizado en la faena trágica en la cual un hombre se enfrenta, exponiendo la vida, la mayor parte de la corrida, con un pedazo de tela ( un capote ) frente a un feroz animal, que lo acomete a cada instante con sus dos naturales puñales con objeto de arrancarle las entrañas.

En el dibujo va el país del tenista a quien dedica sus triunfos.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Los fregaderos

El fregadero ( évier ), [ evjer ], lumínico.
Luce cromado, pero tiene el brillo
de la plata sin lustrar.
Este fregadero no se muestra a la manera
del comercio, donde no tiene alma.
Aquí no se abandona a la soledad;
hay esponjas metálicas
y de gomaespuma.
Se yerguen frascos plásticos
con soluciones químicas para limpieza.
Un pañito tendido a la vera
de su estanque.
Siempre aparece la figura inseparable
que le usa y asea,
que le hace rumorar el agua
que rememora el arroyo o la fontana,
y le articula la percusión
de los cubiertos y los trastos.

Qué pena,
que los desplazados, emigrados y refugiados
de esas tierras en conflagración,
después de chapotear por mares,
llegan a Europa
a pernoctar bajo árboles, puentes y tiendas.
Los fregaderos no acogen sus vidas.

jueves, 18 de junio de 2015

Cultura versus barbarismo

La incultura deriva o desemboca en violencia, anarquía e inhumanidad. Sin soslayar los múltiples factores que inciden en el nacimiento y desarrollo de la conducta bárbara, lo medular y cierto es que el abandono de una elaboración educativa, por parte del individuo que la inicia, lo enfila y moldea luego, al analfabetismo cultural y de ahí, al anquilosamiento de sus sensibilidades, donde donde se convierte en sujeto destructor de la paz ciudadana y, un mega--peligro para la sociedad.

Los grandes valores de la sociedad universal, en los campos del arte, la ciencia, la economía, la sociología, la religión y la tecnología, en su acercamiento desde lo sencillo a lo complicado, procura infaliblemente humanizar al individuo. Una persona humanizada a través de estos valores universales, desarrolla en su conciencia, elementos que pugnan con vehemencia frente a las intenciones de malignidad, por más atractivas y seductoras que se presenten.

Cómo se mantendrán, los jóvenes, en el proceso educativo y de qué forma se allegarán a esta gestión educacional, los que evadieron estos rumbos, es otro tema a enfrentar. Lo cierto es que el respeto por el prójimo, por la humanidad, se irá fortaleciendo en la medida en que los jóvenes transcurran el proceso educativo.

Las artes y los inventos fueron el motor del mundo. Ellos simplemente, eran acicate de los sueños del hombre. El hombre que no sueña no entra en el camino de alcanzar lo soñado. Pasa las ocasiones urdiendo actos de adversidad. En aquel tiempo, se observaban cuadros, se contemplaban catedrales, se examinaban estatuas, se leían poemas. Porque en las artes el creador mueve al contemplador o catador y estos a sus inmediatos y se promueve una concatenación arrobada y agradecida. En el agradecimiento crece el respeto a lo individual y a lo colectivo.

En Argentina un buen sociólogo comenzó a leerle poemas a los confinados, una vez por semana. Al tiempo breve, los presos sugirieron dos veces en semana. Al final del experimento, redacta la noticia, se operaron cambios positivos en la conducta de los cautivos. Aún hoy, nosotros nos admiramos con las maravillosas vasijas de los aborígenes, con sus dibujos, petroglifos y demás maravillosos objetos del arte.

Esos artistas indígenas abrieron sus secretos de vida y cotidianidad a estas generaciones y las venideras. El arte y la cultura en general, puede evitar el impacto detrimental en nuestro país del detritus social, que de alguna forma hemos ayudado a prosperar.


martes, 9 de junio de 2015

¿ Realidad o fantasía ?

He escuchado este monólogo.
-- Tuve que preguntarle, a lo largo de los años, si él había asistido a un casamiento o a la compra de una negrita esclava.
-- Sí porque me levanto a las 6:30 a.m. Comienzo a preparar el desayuno. Después barro la casa, recojo las camas y echo las sábanas y fundas en la lavadora, conjuntamente con otras ropas de mis amados. Le paso un pañito a los muebles : mesas, sillas , televisores, retratos y cuadros. En mi caso, no pongo salsa ni pachanga, pero escucho El amor brujo,
o Noches en los jardines de España, de Manuel de Falla. También lustro los cristales de los ventanales, pero no todos los días. Cuando me toca pasar estropajo a la casa, esta actividad de limpieza se suma a todas las demás en el orden del día. A eso de las 11:00 a.m. ya estoy en la cocina confeccionando el almuerzo de medio día. Soy de las que inmediatamente, al concluir la comida, salto a fregar, no soporto trastos en el fregadero.
A las tres hay café y merienda, es nuestra costumbre. No ha pasado mucho tiempo, cuando ya estoy de vuelta en cocina, para la cena de la tarde. Huf! Cómo cansa ser esposa de un puertorriqueño.
-- A veces pienso que si estuviéramos desahogado financieramente, contrataba una mucama para que me dé una mano y, de paso le dé a oler la muguruza a mi marido, pues encontraría un poco de aliento.
-- Al caer la noche, él se arrima a mi lado y mete sus dedos en mi cabello y comienza a rascarme la cabeza como el que espulga piojos. Yo me quedo casi dormida, pero pronto noto que ha comenzado a hacerme una mamografía. Después cuando ha navegado sobre mi cuerpo, cae exhausto y ronca. Yo aprovecho, voy a la ducha y luego en la sala, disfruto de dos horas de lectura. De fondo oigo Le sacre du printemps, de Igor Stravisky, mientras leo Los pilares de la tierra de Ken Follet.

Comento sobre este monólogo:
El sagrado amor que los hijos depositan en el noble recuerdo de las madres, se sustenta, entre otros motivos, por el intenso volumen de esfuerzos que ellas descargan en el trayecto de sus crianza.

jueves, 4 de junio de 2015

Poesía en French Open Tennis 2015

Los ojos verdes de Safarova
no tienen mar ni reflejan lago;
en ellos se asientan las hojas
de los montes criollos.
Los ojos verdes de Safarova
no deslumbran como esmeraldas
ni arden en lumbre de estrellas;
sino que evocan las cintas
que cruzan a los cromáticos
papeles de los presentes.
Los ojos verdes de Safarova
no brillan en color de esperanza
ni llevan en su fulgor
la luz verde de las pasiones
de don Juan;
pero proyectan la sombra
de las fuentes de atardeceres
cuando sus aguas
caen desvanecidas
al regazo acuífero asombradas.

domingo, 31 de mayo de 2015

Jerusalén

Jerusalén :
semeja un gigantesco cementerio
antiguo y vestigial.
Ningún féretro viene a yacer.
Los árboles pétreos
vigilan el paso del simún.
El cielo sin nubes, kipa celeste
para la raza de David;
azul lienzo, para moros.
El viento pasa entre las piedras
y edificaciones marmóreas
dejando un rumor de soledad.
El sol enciende los guijarros
y oscurece el rostro de palestinas,
que miran los olivos del este.
Piensan en rancias generaciones,
cuyos espíritus flotan en el viento
como nubes terreras,
que aman con sus almas,
la eterna patria invadida.
Domo de la Roca, de oro luminiscente,
el cimborio toma la luz de las arenas
y, el matiz de las estrellas.
Un manso asno camina
para el Santo Sepulcro,
pero se pierde por los recovecos
con paso torpe de papanatas,
rumiando vetusta pereza
entre muros, calzadas y peldaños.
Hubo un tiempo, que de una alberca,
un ángel movía sus aguas,
el primero en lanzarse,
limpiaba sus padecimientos.
¿ Acaso, entre las tobas seculares,
se descubrirán monedas de cambistas
o de César ?
Moshe Dayan, oteaba
con un ojo solitario desde el desierto
hasta Jerusalén.
Yasser Arafat mudaba su piel,
pero su designio era medular :
la paz con Palestina estado.
Cisjordania escuchará
palabras terrenales y palabras celestiales.
Del Monte de los Olivos,
se esparce un cántico ecléctico,
que dulcemente enlaza
a occidente, musulmanes y semíticos.
Una melodía angélica,
con resonancias de aguas jordánicas,
de suaves tonos y trémulos compases.
Música evocadora de Escipiones,
con percusiones de cascos resonantes
de corceles.
Memoriales de los Magos tras la estrella,
un arrullo de nanas en olores
de pienso y freza.
Un sentido lamento en la noche mágica :

" Jerusalén, Jerusalén
cuántas veces
quise abrigarte bajo el ala
como a los polluelos ".

sábado, 23 de mayo de 2015

Con apariencia de inverosimilitud

No sé cómo me enteré. O para decirlo mejor, lo comprendí de unas líneas inofensivas y efímeras, que perdidas en un texto, pretendían desarrollar una información que no concluyeron.

" E. I. prepara ofensiva en territorio de Estados Unidos..."
Después un agente de inteligencia yanqui lo difundió en un rotativo turco. Que la prensa de Ankara tampoco destacó. Noam Schonski, el eminente semiólogo y filósofo norteamericano sí lo ponderó y comentó : " ... son tropas que por únicos distintivos ostentan una cinta negra en su brazo y, un paño oscuro que tapa su rostro."

De la información del agente se desprende, que se desplazarán con estrategia de guerrilleros urbanos. Porque saben que el ejército americano no lanzará bombas sobre sus propios ciudadanos.

lunes, 18 de mayo de 2015

Perturbaciones de sonoridad a través de las épocas

Hay ruidos que recuerdan otros ruidos de lejanas resonancias; las chácharas y ramificaciones de estas voces, me rememoran aquellas tumultuosas conversaciones. Hoy la antigua sonoridad envuelta en el silencio del pasado, estremece.

En el siglo XV11 mientras caminaban en el aura del silencio y, la apacible noche los cobijaba, a don Quijote y Sancho los sobresaltó unos ruidos que al escudero lo atemorizó y al de la Triste Figura lo sacó de la serenidad de la noche y lo aguijoneó en inquietud y arrojo:

" ... comenzaron a caminar por el prado arriba a tiento, porque la oscuridad de la noche no les dejaba ver cosa alguna : mas no hubieron andado doscientos pasos, cuando llegó a sus oídos un grande ruido de agua, como de algunos grande y levantados riscos se despeñaba.  ... oyeron a deshora otro estruendo, ... oyeron que daban unos golpes a compás con un cierto crujir de hierros y cadenas, acompañado del furioso estruendo del agua. Todo causaba horror y espanto. El agua parece que se despeña y derrumbaba desde los altos montes de la luna, y aquel incesable golpear que nos hiere y lastima los oídos ".

Estos ruidos, golpes, batahola, que acechaban a Sancho y don Quijote, escandalizaron su apacibilidad, con fuerte estrépito y fragor y trajeron al dúo confusión y desasosiego.
Eran, naturalmente, ruidos literarios. Pero entre los personajes y la trama creada, constituyen una realidad artística verosímil.
Eran ruidos de batanes de una rueda hidráulica que en medio de una noche " tan oscura, que no parece en todo el cielo estrella alguna ", infundía miedo y terror. Aunque la circunstancia y la inquietud de don Quijote era distinta, la magnitud de los estruendos también impactaban en el ánimo del hidalgo, porque imaginó que la anomalía arrastraba tras de sí, una ingente aventura que podría precipitar su muerte. Entonces le ordena al escudero que espere tres días y si no regresare, que parta para su aldea y anuncie su fallecimiento y haga llegar el parte a Dulcinea.
                                                   ...
Eran los primeros años de un nuevo milenio. Época en que el viento era puro y sutil. Su sonido claro se percibía, al rozar con los olivos, como una sonatina de violines.
Se escuchó la estridencia ensordecedora cuando pudimos acercarnos al poblado. Allí vociferaba un gentío : que elevaban sus ofertas y ofrecimientos a vivas voces, sonaban campanillas y cencerros, el conjunto de todas las expresiones de los que pugnaban por imponer sus intenciones comerciales, formaba un exacerbado griterío que hería la paz y tornaba el ambiente en una confusión que desorientaba por momentos. Sacudía la atmósfera los balidos enormes de los bueyes abrasados por el sol, sedientos y hambrientos en espera de otros dueños. Berridos de ovejas, ladridos de perros que nunca faltan en su recorrido donde brotan mercado y la gente lanzan por los suelos desperdicios de condumio. Allí los aleteos de palomas cautivas y los cambistas que se desgañitaban ofreciendo el canje de sus denarios, el trajinar por los adoquines con las babuchas de pieles, las delgadas voces de las mujeres, que pretendían asistir al interior del templo y chocaban en el atrio, con las mesas de almoneda. Jerusalén era en ese momento, un hervidero de estruendo y estropicio de grande ruido. Pero algo ocurrió, que después de las mesas rodar por los guijarros y oírse cuando se blandía los azotes sobre las espaldas de los que comerciaban y, el azuzar de las bestias y corderos que salían desbocadas y se echaban por los cielos las bandadas de rumorosas palomas, Hubo, entonces un silencio que descansó los oídos y sólo se oyó en el ámbito y por el límpido espacio, una voz firme, inconfundible, agradable con sonoridad de justicia y armonía de rapsodia cuya alocución articulaba las siguientes palabras : " No hagáis de la casa de mi padre, casa de mercado : Destruir este templo y, en tres días lo levantaré ".
                                                         ...
Los gestos son símbolos de los sonidos. Si las películas de antes no hubiesen sido animadas por la música y los instrumentos de percusión, en la salas de los cines, los gestos de actrices y actores hubiesen sido suficiente para poner sonido en la mente del auditorio. Los gestos se dan en los seres, pero también en los objetos. Veamos lo que dice Ramón Gómez de la Serna, en su volumen, El Dr. inverosímil, sobre un par de guantes :

" Nuestros guantes toman , cuando se quedan solos y abandonados, gestos distintos : gestos de orador, un puro gesto de Demóstenes; gesto de pianista que toca; gesto -- cuando caen reunidos por la muñeca y el uno boca arriba y el otro boca abajo -- de preso al que llevan esposado al presidio; pero, generalmente, nos averguenzan tomando una actitud lastimosa de pedir limosnas, sobre todo cuando los ponemos sobre las mesas de los cafés... Los guantes quieren andar, tocar por sí solos, y son manos cersenadas que quieren y no pueden. Los dejaba estirados, aplastados, dormidos como las manos que oran y se juntan sin cruzar sus dedos ".
                                                      ...
En 1851 el sutil y conciso escritor español, José Martínez Ruiz -- Azorín -- se lamentaba del ruido en aquella callada época :

" A toda hora de día y de noche, se perciben golpazos, gritos, canciones, arrastrar de muebles. Una charla monótona, persistente, uniforme, allá en el corredor, nos impide conciliar el sueño durante horas enteras. Muchas veces hemos pensado que el grado de sensibilidad de un pueblo -- consiguientemente, de civilización -- se puede calcular, entre otras cosas, por la mayor o menor intolerabilidad al ruido.
¿ Cómo tienen sus nervios de duros y remisos estos buenos españoles que en sus casas de las ciudades y en los hoteles toleran las más estrepitosas baraundas, los más agrios y molestos ruidos : gritos de vendedores, estrépito de carros cargados de hierro, charlotes de porteros, pianos campanas, martillos, fonógrafos "?
                                          ...
En nuestra era actual, el ruido es el efecto conciso de la crisis mundial.
En todo lugar geográfico se cierne sobre sus habitantes, una convulsión que aterra. No son éstas, las ondas sónicas que rugen, sino el escándalo sordo que producen los acontecimientos del orbe. Los ciudadanos se encuentran amenazados por atropelantes leyes de desahucio. Se produce una conmoción cuando se narran los partes de suicidios que informan de la gente que es echada del hogar con sus hijos y demás familiares, artículos y objetos a la calle, a la intemperie, forzados a permanecer en raso como perros que han sido botados.
En Venezuela los ruidos alcanzaron proporciones de locura, cuando un decreto del presidente Obama estremeció la calma del país. Sorprendió a la Patria Grande y produjo  once millones de firmas que se enviarían a Casa Blanca. Así se repudió el abominable aldabonazo. En Libia sacaron a Gadafi de entre una alcantarilla donde se había metido para escapar del enorme ruido que habían armado en su país. Lo abofetearon sobre los oídos para que tomara obligada cuenta de la devastación y entonces lo destruyeron. Hussein andaba como los topos socavando la tierra para evitar el tumulto que impactaba a Irak. Después cuando reclamaba prudencia y libertad para su condición de presidente de una nación, lo levaron a la plaza y frente al gentío, lo ahorcaron.

Aquella tempestad sacudió a Ucrania con un golpe de estado y brotó la sedición entre los aliados pro Rusia a un costo de miles de civiles inocentes.
En Crimea, cuando estalló el barullo lo canalizaron a través de las urnas y anexaron el país a Rusia para acallar sus rigores.

El ruido mundial, esa voluminosa sensación de agitación semejante a un tsunami arrasó en Venezuela, a los inocentes ojos y a través de ellos, los corazones de la gente, que se vio obligada a leer en los diarios la horrible información, tergiversada, recompuesta y montada adrede, con fotografías de otras regiones y otras épocas, de distintos hechos. Eran noticias falsas, engañosas, absurdas, que pretendían acentuar la batahola como efectos dictatoriales del gobierno frente a las guarimbas,

Señores, un ruido recorre Europa y el mundo quebrando como cristales, las almas.






miércoles, 6 de mayo de 2015

El fumador

                         Cuartilla que no incluyó Ramón Gómez de la Serna en su libro El Dr.
                         inverosímil. Escrito en 1914. Ahora yo aquí la creo para mi público.

Yo siendo empresario no le daría trabajo nunca al que fuma; pues siempre lo tendría en el aseo perdiendo el tiempo.
Del fumador se han dicho tantas cosas y todas con sentido verídico. Desde aquel tango :
" Fumando espero a la mujer que quiero... " hasta algunas expresiones un tanto absurdas y lejanas en su fundamento, como aquella que compara al fumador con el hombre perezoso, que nunca trabaja, pero siempre se lleva las manos al bolsillo, tocándose por fuera y seguidamente busca por dentro para tantear, en forma inconsciente, si lleva dinero. También se afirma que el que fuma es porque no le gustó mascar chicle. Se dice que el que enciende un pitillo y el que vive de ilusiones es lo mismo porque todo se resuelve en humo.

En otras palabras : fumar es abrazarse a la nada, dejando en el camino la salud y, actuando como los aborígenes, trocando oro por abalorios.

El que ha podido dejar de fumar es por dos razones :

               1. Ha descubierto que es un timo o fraude del cuerpo al ámbito de la
                   conciencia. Es cuando el cuerpo te pide limosna valiéndose de la estafa
                   para engañar tu yo interior y doblegarlo a su antojo y convertirte en
                   esclavo de tu propio cuerpo. Algo así como si el barco mandara al capitán.

                2. Ha podido abandonar el vicio del cigarrillo quien al toparse con valentía,
                    reconociendo en lo recóndito de su conciencia, el núcleo de su persona;
                    ha descubierto donde reside él, su propio e íntimo significado : su
                    conciencia definida, su espíritu latente. Ya entonces se acepta así. Siente
                    que que se respalda a sí mismo y que su cuerpo es parte de sí, pero no es él
                    y, él es quien debe gobernar y no su cuerpo.

Alcaloide del tabaco :

El olor de la nicotina subyuga, apasiona y es excitante. Pero los coloides del cigarrillo que se suspenden en el aire cuando se ha finalizado de inhalar, se perciben como truchas doradas con hornijas de un andurrial.
Mientras que el olor fuerte del cigarro habanero, nos impele a creer que venimos de la huerta, después de un día de labor y de sol y que descansaríamos en brazos del amor. Estaremos esnifando esas curtidas hojas de tabaco.



                   

domingo, 3 de mayo de 2015

Perfume

En el frasco de perfume
que te obsequié anidaba mi alma.
Y cuando salpicabas tu cuello
con las aromáticas gotas,
agitaba mis sentimientos en añoranzas
y recuerdos.
En aquel volátil ensueño
de sustancia espiritualizada,
quedaba cautiva mi ánima
como un genio de la noche arábiga.

El perfume unge efluvios de astros
vesperales y, en el atardecer
cuando se pone el sol en lontananza,
entra en los frascos el aliento
de la naturaleza y, en la noche
encendida la luz de luceros
transvasan sus olores.

sábado, 25 de abril de 2015

A todos los artistas del mundo

Se abrieron las flores y echaron los pétalos al aire, con el viento los estambres se dispersaron, pero las mariposas regaron aún más el polvillo de oro. Entonces un niño vio las aguas de un río que ondeaba las flores y las hojas y, miró largamente cómo las diminutas naves se alejaban.

En algún momento aquel párvulo advino a la adolescencia. En busca de aventuras, abrazó la idea de construir un fuerte, allá en un descampado que clareaba en medio del bosque. Con sus únicas hojas cortantes : cuchillo de explorador y machete viejo, un trasto del hogar, acometió la difícil tarea de echar abajo las gigantes bambúas.
Como era incipiente, las cañas altas se trababan aún cuando las hubo cortado. Escogía las gruesas y éstas se erguían hacia el centro de la cepa. Entonces en su caída se trenzaban entre la gran madeja y no se precipitaban contra el suelo. Tenía que empezar a cortar las primeras del círculo de afuera, pero él lo ignoraba.

Cansado e impotente se sentó sobre una roca a contemplar la espesura de otro sembrado de bambúas, que se agrupaban en un lugar más distante. El tupido follaje configuraba las más diversas siluetas. Estuvo observando durante un tiempo inconmensurable de la tarde, la figuras que en lo alto de la frondosidad verde se formaban. Bajo las blancas nubes que recorrían el cielo, el viento, a veces fuerte y, otras delicado, le prestaban aquel movimiento las hacía ir para lugares distantes aunque estuvieran atadas a nudosas espigas. Las nubes allá arriba, que también viajaban se llevaban consigo, aquellos ciervos, camellos, elefantes, jirafas, leones y verdes pegasos.

Pero ya declinaba la tarde y concluía la aventura, sin embargo, como el cierre de una suit, se oían los rumores de las aguas cuando rozaban las piedras de la quebrada y un juí tecleaba su onomatopéyico y triste cántico.

sábado, 18 de abril de 2015

La estrella de plata

" Castilla es uno de los poemas más importantes de la literatura hispana; lo ha escrito Manuel Machado, y lo ha inspirado un pasaje del primer cantar del Cid. "
                                                                     ( Dra. Lucila Marrero Aizpurúa ).

                         Castilla

          El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.

           El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-- polvo, sudor y hierro-- el Cid cabalga.

           Cerrado está el mesón a piedra y lodo...
Nadie responde. Al pomo de la espada
y al cuento de las picas, el postigo
va a ceder... Quema el sol, el aire abrasa !

            A los terribles golpes,
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal, responde... Hay una niña
muy débil y muy blanca
en el umbral. Es toda
ojos azules; y en los ojos, lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.

             -- Buen Cid, pasad... El rey nos dará muerte,
arruinará la casa,
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos. El cielo os colme de venturas...
En nuestro mal, oh Cid, no ganáis nada !

               Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: " En marcha ! "

                El cielo sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana
al destierro, con doce de los suyos
-- polvo, sudor y hierro--, el Cid cabalga.

                                 ( Manuel Machado )
                                    -- español--

Un ciego sol ponía luz a la estrella blanca de tela. Era la enseña que había entregado Mariana Braccetti y, que flameaba con el viento y las llamas del alba. Iba izada desde el brazo fiero y decidido de Manuel Rojas, el venezolano, que marchaba con una tropa de hombres civiles en jirones raídos. Venían de Pezuela -- bendito barrio --. Unos descalzos, otros con botines mojados, todos bautizados en las aguas de Río Blanco y Río Prieto. Marchaban ansiosos, abrasados de esperanzas, no para el destierro, sino a desterrar las condiciones de esclavitud. El sol cegaba sus ojos, pero alumbraba su porvenir. Iban a manumitir, con machetes y azadones como armas y cañas leñosas de guabas y guayabos --- triste es decirlo-- algunos cargaban pedazos de yagrumos. Repechando montañas, una niña de trenzas negras y de aspecto hético, lloraba al verlos pasar.

jueves, 9 de abril de 2015

La invención del tiempo

El tiempo nunca ha existido.
" Es cualidad de nuestra razón
y no cualidad del mundo".
                       ( Kant ).
Pero el hombre lo ha inventado.
En una particular cajita,
de múltiples dimensiones y diseños
lo apresa para su uso.
Lo puede cronometrar
y le confiere medida.
Lo instala entre los hechos históricos
y lo envuelve en procesos de civilización.
" Eran otros tiempos ".
Vive y actúa bajo la férula de ese fenómeno.
Lo visualisa, lo siente,
pero es un fantasma,
que envuelve a la humanidad
con el alba de sus flotantes tules.
La soledad y el silencio,
son derivaciones del tiempo.
Así como las cualidades
del " bon vin vieux ".
Escapan a la estructura,
el tiempo no puede materializarse.
Si el hombre, en un principio,
habitó las cavernas,
¿ lo hizo por vagancia,
o no tenía tiempo ?
Se nos refiere, que Adán y Eva
no vivieron en antro.
Tampoco tenían tiempo.
Qué curioso y astuto es el hombre,
ha inventado el tiempo,
con tan sólo creérselo.

lunes, 6 de abril de 2015

Campanas de invierno

                           canción

Hoy es domingo.
Sé que acudirás a la iglesia.
Te vestirás con atuendo agradable
y, ensayarás tu sonrisa agradable.
Caminarás por la plaza
rumbo al templo.
Entre la gente se alcanza
a ver tu rostro bello.
Es gente distinta a aquellos,
que en el pasado,
nos vieron de manos atados.

Hoy escucharás las campanas doblar.
Cómo ansiaré contemplar el mar,
contigo a mi lado y, soñar.

                                        Nota :
                                                Para que le ponga música, quien sepa hacerlo.

viernes, 3 de abril de 2015

La danza del tango

Una fotografía en sombra,
de un baile de tango,,
puede exhibir los caracteres
de una expresión en idioma chino.

El baile del tango
va representando,, en su variable
figuración,, la entrega,, pasional,,
de una gimiente,, sensual agonía.

El viento lleva la pareja
dibujando flores exóticas
o creando mariposas
en revoloteo amoroso.

Un crujir de telas
que se rozan,, al replegarse
en las artísticas contorsiones
de las formales indumentarias.

La percusión de zapateos y tacones
marcan la cadencia
del sollozante acordeón
mientras llega de lejos un chelo dormilón.

Al final se corta de súbito,,
como el último cospe del mármol
que el cincel agudo
cesa de herir de la mano del escultor.

jueves, 26 de marzo de 2015

Mi residencia nocturnal

                          " Los hechos, detrás de las palabras, tienen más carga mágica ".
                                                                  ( Ramón J. Sender ).

Balbino lo soñó de esta manera : en un cubículo en el sótano al costado del edificio destinado a guardar los utensilios de limpieza y decoro de las habitaciones, un estudiante universitario había reclinado de la pared, un angosto camastro plegable y, allí habitó durante cuatro años de su carrera colegial.

Antes de su vida estudiantil, había trabajado como obrero de mantenimiento en la edificación. Desde que concibió la estratagema para ocupar un hospedaje sin que le costara remuneración alguna, mientras estudiara, se hizo de una llave del cuartucho, sacó copias y las guardó con celos.

En una almoneda obtuvo dos objetos, que hacía tiempo había fijado en su mente para comprarlos cuando los descubriera a precio muy bajo : un catre y una ponchera. ambas cosas las depositó en el estrecho cuarto de los utensilios para la higiene general y demás artilugios de labores, mientras todavía desempeñaba su oficio de conserje.

A la vista de las demás personas, que tenían acceso al cubil, estos dos objetos eran parte de los cachivaches y desechos. Más tarde adquirió un cajón de madera, que aunque había pensado en una vieja maleta, ésta atraería la mirada y el interés de los que por allí husmeaban. Luego se fijó en una lata de pintura vacía, le raspó el fondo y la restregó con una esponja de metal. Cuando estuvo limpia, le derramó en el fondo una porción de brea que usaban de sellador para la azotea. de esta forma la convirtió en un urinario.

Consiguió un pedazo de tubo plástico de tres pulgadas de grandor, lo serruchó y utilizó una de las partes para fijarla con sustancia adhesiva propia, debajo de la pileta. Esto le servía para ocultar el jabón. el pequeño espejo para afeitarse y peinarse lo disimulaba detrás de un pedazo de panel viejo, que aparentaba estar allí con descuido.
La almohada, ( capezzale en ita., oreiller en fr.). Es decir que en italiano se le atribuye al descanso de la cabeza, cabezal, cabecera. También como posadera de la mejilla -- guancia -- .  Sin embargo, almohada en francés se le atribuye al amortiguador de las orejas, quedaba pillada y escondida junto con la sábana detrás de uno de los cabezales plegables del catre. La toalla era el único artículo personal que quedaba visible, pero pendía de un clavo en el revés de la puerta. Cualquiera que hubiese abierto la hoja de entrada ocultaba de su vista la toalla y allí quedaba aireándose.
La covacha, ésta, poseía un retrete, estrecho e incómodo, pero era suficiente y práctico para sus funciones. El papel higiénico no había que esconderlo.

Para el día de su matrícula, ya tenía toda su ropa guardada en el cajón. La cubrió con un paño limpio. Le puso un pedazo de panel y colocó sobre él, pernios y bisagras viejas, botellas sin valor, estropajo, pedazos de plásticos, algunas brochas inservibles y un pequeño rollo de alambre de púas, para que fuera desagradable meter la mano entre cosas sin valor.

Regino, que según Balbino en su sueño, así se llamaba este joven ingenioso -- cosa rara porque en los sueños uno sabe de los nombres de las personas que conocemos, pero nunca de las que desconocemos -- había adquirido trabajo en un restaurante.

Le ofrecieron dos horas y media como lavaplatos. Entraría a las 5:00pm. hasta las 7:30pm. Le descontaban del salario las tres comidas y tendría un sobrante de $3.00 semanales. El joven estudiante, todas las mañanas, después de desayunar recogía libretas y libros que dejaba en un tablillero en la cocina.

Algunas veces, después de su salida del restaurante, ocupaba una mesa solitaria en un rincón, desplegaba su género de estudios y estaba alrededor de dos horas en las faenas educativas. Pero antes ya había aprovechado el baño del local para asearse.

Siempre llegaba cerca de las diez de la noche a su cuartucho. Entraba por el primer piso y, ya en el ámbito de la escalera, que ocultaba su figura de la visión se afuera, bajaba rumbo al sótano en donde se dirigía a su cubil, examinando con su vista en la obscuridad y si no veía o sentía nada perturbador, abría con su llave la puerta y, a oscuras tanteaba el catre, le daba un vuelto y lo armaba con sigilo sin efectuar ruido alguno. Luego se sentaba al borde de la cama, se quitaba los zapatos y calcetines y después la ropa, que ponía en la cabecera del camastro. Entonces se acostaba ya cansado de un día arduo y laborioso a dormir.
Dormía plenamente. A las 5:30am. despertaba con su reloj mental y las primeras tenues claridades que se filtraban por las rejillas del puente sobre el dintel de la puerta. Entonces encendía la única bombilla que alumbraba el cuarto de los cachivaches. Allá abajo en el sótano, la débil luz que se filtraba no estaba al alcance de nadie. Regino se cambiaba de calzoncillos y se disponía a afeitarse. Se oían los encendidos de los motores de los que marchaban a sus respectivos trabajos. Ya acicalado estuvo hasta el cajón. Levantó la tapa, retiró el pedazo de panel con los objetos inservibles, separó la tela que protegía la ropa. Tomó las piezas necesarias y las colocó sobre el catre. Volvió a situar el paño que cubría la indumentaria y dispuso todo muy bien disimulado, tapando por último el cajón.
Se vistió y escondió el calzoncillo usado dentro de un saco de arpillera como unos de los artículos propios del lugar. Reclinó el catre y abandonó el aposento.

Cuando iba por la calle, sintió el fresco del día en su rostro recién acicalado, como si fuera el toque del agua perfumada de la colonia. Se encontró con el febril tránsito de los automóviles y las aceras que empezaban a llenarse de estudiantes, trabajadores y empleados. Después, cuando hubo desayunado, tomó sus bártulos escolares y, se fue a la primera clase del día. Era la materia de literatura. A Regino le fascinaba. Ese día se tocaba a Rubén Darío.

El profesor disertaba :

Darío no era un poeta místico, aunque anduvo por los cielos y se hacía acompañar por el adjetivo, celeste. " Nosotros protestamos ante la ley que impone la voluntad de Dios ".
Discurre este sentimiento ante la muerte de Víctor Hugo. No era místico, Rubén, lo volvemos a decir al pie de este reconocimiento a las raíces : " Cuando en vientre de América
[ cayó semilla
de la raza de hierro que fue de España
mezcló su fuerza heroica la gran Castilla
con la fuerza del indio de la montaña".
                       ( A Colón ).
Se ha dicho que , ... " él perteneció al mundo cristiano, pero ni aún sus poemas más fervorosos manifiestan una impecable ortodoxia. Sólo que lo esotérico le atraía, por eso hace suya la actitud sobre las correspondencias de Baudelaire : según la cual las cosas naturales son algo así como símbolos de otras realidades más misteriosas "
                    ( María Isabel Siracusa, Antología poética, R. D., p. 31 ).
Rainer María Rilke también decía : " Entre las cosas y los hombres existe un vínculo espiritual ".
" Las cosas tienen un ser vital : las cosas tienen raros aspectos, miradas misteriosas; toda forma es un gesto, una cifra, un enigma".
                           ( Coloquio de los centauros , Quirón ).
Darío busca en los signos decifrar sus representaciones, no para extasiarse, sino para ampliar su dimensión interior. En Alma mía, dice: " Todo está bajo el signo de un destino
[ supremo.
Corta la flor al paso, deja la dura espina;
sigue en tu rumbo, hasta el ocaso
[ extremo ".

Estas expresiones que siguen de María Siracusa,son muy significativas del por qué Darío se adentra en su mundo endógeno sobre todo en la primera etapa.

" Sus conceptos sobre el valor del arte, la poesía  y la función del poeta, proceden de fuentes pitagóricas y, retoman las tendencias dominantes en la literatura del siglo XIX ( romanticismo, parnasianismo, simbolismo ). Se vincula además, con un hecho sociológico de importancia : la imaginación del escritor frente a la sociedad de su tiempo, movida por intereses materialistas, ávida de figuración, de prosperidad económica y confort. El poeta perturbado por esa realidad aflictiva y negadoras de los valores espirituales, le vuelve la espalda y se refugia en el arte ".
                       ( ibid, Num. 3, ps, 32-33 ).

Naturalmente, Darío con sus exhaustas lecturas va refinando su espírito, pero no solamente refina, sino que fortalece su alma, su reino interior de extraña belleza, de peregrinos conocimientos, de arcana simbología.

A veces lo vemos salir de la suntuosa selva de sus ideas, a toparse con el sol y los volcanes de la realidad; " Ese es mi mal, soñar / . ¿ No oyes caer las gotas de mi melancolía ?/.  En ocasiones lo vemos caminar desde la falda de un volcán sobre las anfractuosidades de la sima, hasta hundirse en las regiones de su reino interior :
El tren iba rodando sobre
                 [ sus rieles /.
De pronto entre las copas de los árboles, vi /
                                  [ un gigantesco /
coloso negro ante el sol /.
Por ti pensé en lo inmenso /.
Arriba hay titanes en las constelaciones /.
Símbolo de la serenidad /.
Y de mi mente mueven la cimera encendida /.

El Momotombo está ahí, pero lo hace grandioso los elementos que bullen en su mundo interior : como espejos, perlas, rubíes, oro, zafiros, esmeraldas, estrellas, ópalos, sueños, fábulas, canciones, secretos, perfumes, símbolos, leyendas, trompetas.

Los sábados y domingos Regino se levantaba más tarde, pues la dueña del edificio, quie era viuda, se trasladaba a una casa de campo que tenía en Cayey. Dormía prolongadamente hasta las 7:00 am., pero continuaba en cama media hora después.
En ese tiempo, escuchaba un ruiseñor que cantaba invariablemente su preciosa melodía de tan característicos trinos. El pajarito se metía entre el follaje de un arbolito de guanábana que crecía en medio de ambas estructuras, rodeado por una cerca de alambre de ciclón. El árbol no podía ensanchar holgadamente su fronda. El cántico del ruiseñor se entonaba con notas alegres bulliciosas dando la bienvenida al aliento matinal, pero Regino descubría atentamente, que interpretaba unas cadencias de arias melancólicas. quizás porque para ese momento le faltaba una compañera.

Abandonaba su cuartucho habiendo hecho el ceremonial de recoger y guardar sus cosas, con el acostumbrado cuidado y sigilo. se llevó consigo, en una funda los calzoncillos usados. Cuando hubo desayunado, partió a hacer lo que efectuaba domingos alternados. En el lugar de las canchas de tenis se encontraban las gradas de concreto que formaban un conjunto de escalones. Regino había logrado fijarse con escondidas intenciones, en los números de la combinación del candado de aquel local en el que se guardaban bolas y otros artículos propios en el desempeño del profesor y estudiantes. Había allí un baño para el uso de los atletas. El domingo Regino abría el candado y usaba el lugar para lavar  sus prendas interiores y asearse. Tendía los calzoncillos en los escalones, los pisaba con piedras y el fuerte sol los secaba con rapidez.

Aprovechaba para repasar apuntes de las clases. Tarea que le tomaba alrededor de hora y media. Después de recoger sus piezas y echarlas en la funda, iban llegando los tenistas y Regino disfrutaba de aquellas competiciones.

Pasado cuatro años de sus estudios, la noche antes de su graduación, Regino se acostó cansado de diferentes actividades, entre ellas midiéndose la toga, llenar documentos, prescribiendo datos para su sortija de graduación, etc. Había tomado un respiro paseando por el Viejo San Juan. Estuvo por el Paseo de la Princesa. Contemplaba la gran fuente cuyos impulsos de aguas bañaba las figuras taínas. Oteaba el mar atlántico, veía la llegada de un impresionante crucero que fondeaba el estrecho entre Isla de Cabra y el mar de la Fortaleza. Era un angosto pasadillo donde a veces encallaban los barcos. Se veía un remolcador trazándole la ruta para que atracara con seguridad. Mientras se acercaba más crecía la hermosa embarcación. Era un mar hogareño y un barco turístico que se acercaba con todo el esplendor de su blancura a descansar de un viaje acezante.

Rememorando la experiencia de sus cuatro años de estudios quedó dormido. Voces y griterías de los que estaban despiertos y golpes en la puerta del cuartucho, que pugnaban por abrir, pero se habían caído las llaves al piso. La luz de la linterna de pilas no lograba proyectarse sobre el llavero y alguien hamaqueaba la puerta. Inmediatamente Regino, con prisa, pero con pausa, cerró el catre, lo reclinó contra la pared, tomó la ropa, pero los tanteos no pudieron encontrar los zapatos. Se metió apresuradamente al retrete y cerró la puerta tras él. Afuera encontraron las llaves. Se había ido la luz. Era un apagón general para el sector de Santa Rita. Abrieron el cuartucho, andaban buscando una linterna de gas que guardaban allí. Tuvieron la suerte después de enfocar por todos los rincones, se toparon con la linterna de gas y abandonaron la covacha.









miércoles, 11 de marzo de 2015

Venezuela : una amenaza con soldaditos de plomo

                        " No permitan que suelte la rama de olivo ".
                                              ( Yasser Arafat, en N. U. )

Obama acusa a Venezuela de constituir una amenaza y un peligro para la seguridad de Estados Unidos.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa califica de " inaudito e insólito " ese hecho descabellado.    No hay que ser perito en aspectos militares, para saber que tal decisión política ni es afortunada en terreno bélico y, ridícula en ámbito político.

Hombres de pensamiento preclaro, como Noam Chomsky, aseguran que son efectos sociológicos de los signos de decadencia del sistema imperial. Han usado el manoseado apotegma : " Si tienes el techo de cristal, no tires piedras sobre la azotea del vecino ".

Estados Unidos practica una cierta modalidad del apartheid y sus efectos resaltan con las muertes de afro descendientes a manos de agentes policiacos que luego el sistema judicial los protege. Una señal de esa naturaleza de apartheid, es la visita del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu a pronunciar un discurso en el pleno del Congreso, pasando por encima de la voluntad del presidente de los Estados Unidos.

Sin embargo, se refieren a las muertes de 43 ciudadanos por refriegas políticas violentas en Venezuela, adjudicando la culpabilidad al gobierno cuando el resultado evidente y judicial demuestra que eran bajas producidas y ejecutadas por las bandas de guarimberos criminales. Precisamente hay una comisión de víctimas y familiares de víctimas de las guarimbas, recorriendo a Europa para llevarles todo tipo de documentación y evidencias jurídicas que demuestran la gran verdad científicamente que fue velada y escondida por los medios europeos.

Es decir, que el gobierno de los Estados Unidos se apoya sobre la mentira, la falsedad, el antagonismo, ( ellos se fijan en la paja del ojo ajeno, pero no examinan la viga en su vista que no le permiten percatarse de sus garrafales y mega errores propios ). Ellos esgrimen sus ataques, violaciones, injerencias indevidas a gobiernos soberanos electos democráticamente, para subvertir el orden de paz y, llevar el desasosiego, la angustia, la incertidumbre, el abuso, la explotación, la pobreza y el deterioro de la salud de los ciudadanos, mientras roba sus riquezas.

Esta vez, tendrían que crear una tercera guerra mundial, para someter a Venezuela. Ya se están disponiendo cientos de miles de civiles de toda América, Europa y África, que están presta para enviar sus ciudadanos a defender a Venezuela. Se sabe que gobiernos centro y suramericanos enviarán fracciones de fuerzas militares. Los mejores militares de América, probados en África, los cubanos, ya se están preparando para combatir a favor de Venezuela.

Pero, Nicolás Maduro quien ha resultado ser un brillante líder, sabrá resolver esta amenaza mediante el vehículo de la paz.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Atentado contra una cancha

                   " El deporte demanda, que le den cancha para crecer " ( proverbio popular ).

En Lares se construyeron dos canchas de tenis, hoy lucen bellas, hay que decirlo.
Llegaron a la existencia después de grandes esfuerzos por varias personas, que soñaron con esta pasión deportiva.

Hoy tristemente, las usa un narcisista para sus intereses privados, en los que se allega dinero, estrenando allí una caterva de jóvenes privilegiados que se desempeñan en deportes ajenos al tenis. Compró el nombre de la cancha al alcalde, su propio nombre. Pero no hay virtud en esa adjudicación.

Allí no se puede practicar el tenis, sino dentro de la inconveniencia de los obtáculos de numerosos jóvenes, que impiden el juego concentrado y tranquilo. Qué pena !

viernes, 27 de febrero de 2015

Fases lunares

Luna nueva

Como si cerrara los ojos
y una sombra tenaz
me abrumara.
Como si en ausencia
del día,
el horizonte del mar
con revestimiento
de arenas encendidas,
en su proyección arqueada.
En el instante
en que la angustia toca
a los amados nuestros,
esas penumbras ahuyentadas
por la luz interior
de las preces.
Luego, advertimos
un cambio en el espacio.

Luna creciente

Agita en las entrañas
de la tierra.
Es cálido, íntimo, imperceptible
el pulso de los vegetales
en la urdimbre telúrica.
" Luna embustera "
Tu fonema espacial
cambia su entorno y trazo.
La magia de tu engaño gráfico
es equívoco en los ilusos.
¿ Dónde tu poder arcano
conmueve los gnomos
de la existencia ?

Luna plena

               " La faz de la luna, pálida y sobrenatural, como una diosa que tiene su
                  altar en los bosques y en los lagos ". ( Ramón del Valle- Inclán ).

Mega paracaídas
que transita la órbita
en silencio deslumbrante.
Se te ve ascender
desde la desembocadura
del Nilo.
Posa para instantáneas
sobre el brocal de los volcanes.
Pasa de soslayo
por la cumbre de fanales
de los antiguos faros,
corona las elevadas cimas
y, tocas de rosados matices
sus escabrosas laderas.
En el camino desolado,
donde la apacheta
erige un rito,
bambolea tu plena redondez
en un claro de luna
beethoviano.
Tú te quedas
hermoseando las ciudades
y las frondosas aldeas,
con exuberante
plagio de luz.
Pero las miradas
se sucederán
según tu joya
fulgurante
trashume las nubes
a través de las épocas.

Luna menguante

Hay maderas nobles
que esperan menguante
para ofrecerse al arte.
con visos de perennidad.
Eres mitad del infinito
y parte del orbe.
Escondes un seno
y das otro, bello
y pálido al mundo
para nutrir la vida.
El campesino te espera,
con dispuesto azadón.
Las flores se abren
a tu trémulo
escozor de luz.

martes, 24 de febrero de 2015

Espejismos

El corazón :
no tiene forma de corazón.
Los ojos :
no tienen forma ojival;
y ¿ cuántas cosas no son
y, son en existencia vital?
El tiempo:
el espacio:
las caricaturas:
las tirillas cómicas...
No son,
pero sí son.

sábado, 21 de febrero de 2015

La mordida

La imagen de la manzana mordida,
que recorre el mundo
y, se presenta ante los ojos
de las multitudes.
Así de persistente es mi deseo
de encontrarte.
Tengo inquietud por morderte
de tu virtud, la esquina.
La mordida primigenia
después que endulzó el corazón,
asoló al mundo y le hirió
con ímpetu profundo.

lunes, 16 de febrero de 2015

Noche de lectura en la biblioteca

Al principio parecía imperceptible. La temperatura en la biblioteca inducía al recogimiento. Entonces uno se embozaba y leía con absorción. Las páginas blancas eran nuestro único mundo, el silencio absoluto, nuestro tiempo vital. La luz blanca del recinto transparentaba el esmalte del mueble rectangular y parecía otra luz que irradiaba desde las mesas hacia el ámbito de la biblioteca. Había un olor a aire, olor a libros y a revistas brillantes. También se suspendía sin desvanecer ni herir, un perfume ecléctico, como si un hisopo de plata asperjara indefinidamente.

Mientras pasaba las páginas, cada breve tiempo miraba el resplandor de mi anillo de oro. Era el signo del posesivo, pero también recordé que era un enlace hacia la libertad. Pues uno vive atado a sus padres y, al casarse adquiere la condición de manumiso. El fulgor limón creaba lo único bronceado entre el haz de blancura que dominaba los retazos de mi vista. Unas campanadas agradables y cadenciosas se filtraron a la atmósfera pulcra de la sala de lectura, para anunciar la hora. Al rato, me pareció que las campanadas habían quedado atrás, apresadas en un pasaje ya leído.

La lectura me entusiasmaba y el limpio tiempo de silencio me sedujo a sentir que penetraba el ambiente de primavera de aquellos montes de Campania que proponía la narración. Eran los tiempos del gran general cartaginés, Aníbal Barca, ( su recorrido del 218 al 183 A. de C. ).

Vi el momento en que Favio, jefe de las tropas de Roma, se ocultaba en el bosque, cerca de los desfiladeros. Desde allí, resguardado por las gasas de neblinas, veía de la manera que Aníbal quemaba las fértiles tierras y las propiedades de marsos y pelignianos. Parecía escuchar los gritos de los que se consumían entre las llamas. Aníbal los sabía ocultos. Entonces en una de sus estrategias abruptas reunió dos mil bueyes y a todos les ató en los cuernos unas abundantes faginas y las encendió en llamas devoradoras. Los soltó en la noche por aquellos montes y los soldados romanos no atisbaban a discernir que eran aquellas llamas fugitivas y alarmantes, aquella multitud de hogueras como soles en medio de la noche. Se asustaron y desmoralizaron. Así pudo Aníbal abrirse paso rumbo a Roma.

Los murmullos empezaron a sentirse al cabo de una hora de lectura penetrante. Primero se escucharon bostezos en distintos puntos de las mesas, algo así como indios que lanzaran señales. Después se escuchó el sonido de trasquilar ovejas, eran las páginas según sus rasgueos cuando las manos ansiosas las sucedían. A estas leves inquietudes les siguieron las sordas voces propias para confidencias. Pero al cabo de un tiempo de descanso a los ojos, volvían los lectores al abismo del silencio.

Sentí un leve taconeo de alguna mujer que entraba a la sala de lectura. Debe ser alta y delgada pues sus pisadas no acababan de matizarse con aplomo, sino que chocaban el piso con paciencia. Su taconeo era amortiguado y los zapatos parecían respetar el suelo. Fue entonces cuando despegué mis ojos de la lectura por primera vez. Busqué la huella del sonido de los pasos y descubrí la mujer que procuraba sentarse. Me di cuenta de su estatura : era espigada, pero más delgada de lo que pensé. Volví a la lectura. J. Michelet informaba que Aníbal perdió un ojo en su paso por los Pirineos. Iba montado en el último elefante que le quedaba y el frío, la humedad y las vigilias terminaron con uno de sus ojos.

Escuché otra vez, en la soledad aparente de la biblioteca, unos pasos que se acercaban por el fondo del recinto. Sonaban con ligereza, pero se posaban con fuerza sobre las losetas. Su taconeo tecleaba con firmeza y, hasta parecía producir una especie de eco con cada asiento de los zapatos. Los pasos se sucedían tan repetidos como trozos de redoble. Pensé : " esta mujer es gorda, de estatura normal, pero viene tímida. Le parece que la miran y por alguna razón se irá pronto ". Yo pensaba en estas circunstancias sin despegar los ojos de las páginas, sin levantar la frente. No quise comprobar si era robusta y seguí escuchando el redoble de sus zapatos. Oí que preguntó algo junto al mostrador, pero no percibí la respuesta. Probablemente le respondieron con un gesto. Comenzó a retirarse de la sala, ahora con los pasos aún más ligero. Era un fragmento de redoble su zapateo, pero  la posadera firme como si toda la planta hiciera contacto al mismo tiempo con la superficie. No pude reprimir la curiosidad y, alcé la vista. Comprobé que la mujer era gruesa y como de cinco pies y algunas pulgadas de estatura. Asomé una sonrisa mordaz y continué leyendo.

En la lectura se habla de la genialidad de Arquímides. " Aquel poderoso inventor estaba tan preocupado con la persecución de las verdades matemáticas, que se olvidaba de comer y beber arrastrado al baño por sus amigos trazaba todavía figura con el dedo en las cenizas del hogar y en su cuerpo untado de aceite. Semejante hombre había de hacer poco caso de romanos y cartagineses. Pero se entusiasmó ante el sitio de Siracusa, como cualquier otro problema y quiso descender de la geometría a la mecánica.

Inventó máquinas terribles que arrojaba sobre la escuadra romana piedras de 600 libras de peso, o que al inclinarse hacia el mar, agarraban un barco, le hacían dar una vuelta y lo estrellaban contra los peñascos, los tripulantes volaban por todas partes como piedras lanzadas por la honda. Inventó también, espejos concéntricos que reflejando a lo lejos la luz y el calor abrasaba en el mar la armada romana, Los soldados no se atrevían a acercarse, al menor objeto que aparecía en la muralla, volvían la espalda gritando que era alguna otra invención de Arquímedes".

Aníbal Barca que rodeaba a Roma, cierto día fue sorprendido por un emisario enviado por Claudio Nerón, que arrojó la cabeza de Asdrúbal , hermano de Aníbal, a los piés de éste. Después de Aníbal perder su última batalla, frente a Publio Cornelio Escipión, el Africano, en Catago, ( la batalla de Zama, 202 A. de C. ). Huyó a Siria y en una ocasión en que un comando de soldados romanos lo perseguía, cumpliendo un juramento que su padre Amílcar Barca le hiciera prometer, cuando Aníbal era niño, que le dijo: " júrame que nunca te dejarás apresar de los romanos y preferirás morir antes de someterte al escarnio de ellos ".

Aníbal, tomó una sortija que ocultaba el polvo de arsénico y lo apuró. Cuando los romanos llegaron hasta su presencia ya Aníbal estaba sin vida.

martes, 10 de febrero de 2015

Estrategia exitosa para Puerto Rico

            Propuesta :

Puerto Rico se encuentra inmerso en la peor crisis de su historia, con referencia al ámbito  económico, político y social. Está sumido en círculos viciosos que se elevan en espirales y, se tornan en espiroquetas que lo destruyen todo.

" La deuda total del gobierno de la isla asciende a $ 167, 460 millones, cifra que incluye el principal y los intereses de los préstamos otorgados al Estado, así como las deudas de los tres sistemas de retiro de empleados públicos y la insuficiencia del programa Mi Salud". ( El Nuevo Día, miércoles,4 de febrero, 2015 ).

Las buenas ideas que se esgrimen, tantos de economistas, como de líderes de diferentes centros de la comunidad civil, se convierten en parchos que alivian sólo unos sectores, quedando vulnerable el resto del sistema gubernamental.

El presidente Bush ( padre ) dijo en su mensaje de Estado de la Unión el 9 de febrero, de 1989, que " el pueblo de Puerto Rico debe tener el derecho a determinar su propio destino político ". Además, el presidente Bush, ( hijo ) expresó, en otra ocasión, que el congreso podría donar la isla de Puerto Rico, a otro país del mundo que ellos determinaran.

Nuestra propuesta es la siguiente :

            1. Que Puerto Rico pase a integrar un Estado hispanoamericano en el cual tenga
                jurisdicción organizativa, Ecuador, Venezuela, Bolivia y Brasil. Se
                proyectaría un tiempo de alrededor de tres lustro.
           
            2. Que las ayudas federales de Estados Unidos, fluyan en forma transitorias
                como se ha propuesto en el programa del Partido Independentista
                Puertorriqueño, respecto de la soberanía, durante una década.

                        1. " Los Estados Unidos y la República de Puerto Rico establecerán
                              los detalles de sus relaciones bilaterales en un Tratado de Amistad
                              y Cooperación".
                        2." La asistencia económica será garantizada mediante una transferencia
                            anual en bloque equivalente a la cantidad total de donaciones,
                            programas y servicios provistos hoy por el gobierno federal
                            a Puerto Rico, ajustada dicha cantidad por efecto de inflación.
                            Dicha suma será otorgada por los diez años siguientes a la
                            proclamación de la independencia y negociada a partir de entonces".
                            ( Puerto Rico, Nacionalidad y Plebiscito, Rubén Berríos Martínez ).

           3. Que los países de América, a los que nos hemos referido, con derechos
               gubernamentales y jurídicos, puedan aplicar sus finanzas con los mismos
               objetivos sociales que se establecen en los programas de los países aludidos.
         
           4. Este consorcio de países suramericanos y Estados Unidos, nombrarán
               funcionarios naturales de cada punto geográfico concerniente que compondrán
               una Junta Administrativa de las Finanzas, cuyo capital girará contra el banco
               así creado con sede en un punto geográfico determinado. Esto, para evitar
               la acostumbrada corrupción y velar por el uso eficiente y adecuado de las
               finanzas destinadas al desarrollo de Puerto Rico.

           5. Los programas de Educación y Salud, que ofrecen en forma gratuitas los países
               anfitriones, se aplicarán también sin costo alguno para los ciudadanos
               puertorriqueños. Operando así como un Estado de cada uno de aquellos
               territorios.

           6. L a nueva constitución estatuirá que los miembros de la Asamblea Nacional
               o Legislatura Insular, será servicio voluntario con excepción de un pago por
               dietas aplicándose a cada caso en particular.

           7. Si la nueva concepción administrativa resultare en desarrollo sostenible
               ascendente para la isla, entonces el país podrá advenir a un estatus de país
               soberano y democrático antes del tiempo acordado.

           8. Cada ciudadano puertorriqueño podrá gozar de visa americana que incluya los
               países garantes del gobierno de la isla, bajo los derechos que están conferidos
               en UNASUR.

           9. Las dos grandes corporaciones o agencias públicas, Fuentes Fluviales
               y Acueductos y Alcantarillados serán administradas por un cuerpo
               directriz de expertos representativos y provenientes de los países corporativos
               estadounidenses y suramericanos a los cuales estará integrado el nuevo Estado
               de Puerto Rico.

          10. Una junta de puertorriqueños gobernará y ejecutará la política cultural de
                Puerto Rico.

martes, 3 de febrero de 2015

Neruda : Martí, 1890

En Canto general, de Pablo Neruda, que recientemente se reeditara en Venezuela por cientos de miles de ejemplares, figura entre tantas joyas, un sentimental y lírico poema dedicado a Cuba. Se titula : Martí 1890. Ubicado en la IV parte, Los libertadores. Es el poema 34 de esa sección.

Lo transcribiremos alternando las estrofas con los comentarios. No para traducirlo a lenguaje de fácil entendimiento, porque no queremos desmantelar la sortija de su piedra preciosa. simplemente buscamos diseminar su perfume.

Martí
( 1890 )  Cuba,flor espumosa, efervescente
              azucena escarlata, jazminero,
              cuesta encontrar bajo la red florida
              tu sombrío carbón martirizado,
              la antigua arruga que dejó la muerte,
              la cicatriz cubierta por la espuma.

                             (  Cuba isla de floresta tropical.
                               Tu débil mina saqueada
                                con el fervor del que busca oro,
                                arrasaron la tierra
                                y llegó por agua marina, el desasosiego ).

              Pero dentro de ti como una clara
              geometría de nieve germinada,
              donde se abren tus últimas cortezas,
              yace Martí como una almendra pura.

                              ( Martí es la idea,
                                el alimento del espíritu,
                                es la castidad en ofrecimiento ).
           
              Está en el fondo circular del aire,
              está en el centro azul del territorio,
              y reluce como una gota de agua
              su dormida pureza de semilla.

                               ( Martí es un torbellino
                                 que gira su pasión de libertad
                                 en las entrañas de la patria ).
       
             Es de cristal la noche que lo cubre.
             Llanto y dolor, de pronto, crueles gotas
             atraviesan la tierra hasta el recinto
             de la infinita claridad dormida.

                                ( La noche de Cuba puede quebrarse
                                  para que entre el día
                                  renovador de jarcias
                                  y bueyes y arados ).

            El pueblo a veces baja sus raíces
            a través de la noche hasta tocar
            el agua quieta en su escondido manto.
            A veces cruza el rencor iracundo
            pisoteando sembradas superficies
            y un muerto cae en la copa del pueblo.
 
                                 ( El pueblo buscará
                                   su idea y su sentimiento
                                   aunque entregue en sacrificio,
                                   la vida y semilla en surco cruento ).

            A veces vuelve el látigo enterrado
            a silbar en el aire de la cúpula
            y una gota de sangre como un pétalo
            cae a la tierra y desciende al silencio.
            Todo llega al fulgor inmaculado.

                                 ( El hombre vuelve en su palabra viva,
                                   en su ideario poético
                                   y aflora la enseña de luz ).

           Los temblores minúsculos golpean
           las puertas de cristal del escondido.
           Toda lágrima toca su corriente.
            Todo fuego estremece su estructura.
            Y así de la yacente fortaleza,
             del escondido germen caudaloso
             salen los combatientes de la isla.
             Vienen de un manantial determinado.
             Nacen de una vertiente cristalina.

                                 ( Los tambores del corazón
                                   sacuden sus conciencias
                                   y los mueven a la lucha.
                                   Martí la semilla, enaltece sus fuerzas
                                   y valentía y alcanzan su estrella ).