sábado, 5 de agosto de 2017

GUARIMBA

                                                    "  No permitan que suelte la rama de olivo " Arafat.
.

Las llamas se elevaban por las calles.
Estallaban en flamas , espoletas.
Mientras golpeaba el ritmo de la poeta .
Era enardecido en fuego un valle.

Temerosos los niños escolares ,
al ver lámi.nas y libros ardiendo .
Temblaban, lloraban en los hogares.
En sueño el humo, fantasmas corriendo.

Aliento generoso de sectores.
Alma de .buenos barrios silenciosos .
Ahora impactados con cruentos horrores.

Los claros atardeceres ociosos,
como árboles quietos de envuelto fuego.
Soportan la conflagración del juego . .